10 febrero 2017

Un caudillo mítico

Evo: Engaño y mitoEvo: Engaño y mito by Carlos Valverde
My rating: 2 of 5 stars

Resume muchos (no todos) de los episodios controvertidos en la carrera de Evo Morales, el primer indígena presidente de Bolivia, para desmontar su "mito" como un ser casi mágico, heredero de la lucha ancestral de los indígenas, defensor de la Pachamama (madre tierra), y protector de los derechos humanos. Al contrario, según Valverde, Morales se ha ganado y mantenido el poder sin mayor preocupación por las formas democráticas, los derechos humanos o la ecología. Es enérgico y habilidoso pero sin grandes escrúpulos, dispuesto a reprimir protestas de indígenas y violar la Pachamama para realizar obras como represas o carreteras. Y — siempre de acuerdo a Valverde — su uso de algunas tradiciones aymaras ha sido una táctica deliberada para ganar simpatías, en que ha aprovechado de la exaltación de lo indígena de un círculo de intelectuales marxistas blancos cuyo representante mejor conocido es Álvaro García Linares, que ha sido desde el principio de su mandato su vicepresidente. En breve, no es un ser sobrenatural sino un caudillo oportunista como otros, que ahora pretende perpetuarse en el poder. Pero ni el mismo Valverde puede negar que Evo Morales, por su energía y audacia, su origen aymara y su retórica indigenista — sincera o no — ha cambiado la cultural política boliviana de una maneras muy positiva, abriendo oportunidades para gente que antes ni las imaginaba. Y parece que la economía del país no ha ido tan mal durante su presidencia. Habría que pensar en cuáles serán las alternativas. Aparte del sesgo anti-Evo tan marcado, la otra gran debilidad de este libro es que está tan mal escrito, con multiples repeticiones, errores de ortografía y puntuación, y su dependencia de larguísimas citas de otros autores para aportar algo de teoría política. Su mérito es llamar la atención a algunas debilidades de un hombre que sigue marcando la historia de su país y del continente.

View all my reviews

No hay comentarios:

Seguidores

Archivo del blog