08 diciembre 2011

Cambio de sentido

Un hombre normal, al volante de un coche normalito, agobiado lo normal por todo lo que estaba pasando y por todos los problemas personales sin resolver, de repente se despertó — ¿después de un milisegundo? ¿o 3 o 4 siglos? ¿o un milenio?— conduciendo en una niebla tan espesa pero tan espesa que lo único que alcanzó ver antes de dejarlas atrás, eran unas palabras borrosas que parecían decir “CAMBIO DE SENTIDO”. Y se preguntaba si seguía en el sentido original o el contrario. Entonces reflexionó de nuevo en por qué estaba donde estaba y por qué conducía por una carretera en niebla y con un “¡Ah! Sí”, vió la solución.

(O sea, el dinosaurio ya no estaba allí.)

29 noviembre 2011

El cuento que no se ha contado

Obras Completas Y Otros Cuentos/complete Works And Other StoriesObras Completas Y Otros Cuentos/complete Works And Other Stories by Augusto Monterroso

My rating: 3 of 5 stars


Augusto Monterroso (Tegucigalpa, 21 de diciembre de 1921 – México, D. F., 7 de febrero de 2003) será siempre recordado por "El dinosaurio", relato tan breve y tan sugerente que ningún comentarista puede resistir citarlo en su totalidad:
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
Pero no son esas siete palabras el relato, sino solamente su símbolo o su chispa. El relato de verdad es el que fabrica tu imaginación cuando esa oración la despierta.

Otros cuentos que me parecen genial son "Uno de cada tres", una deliciosa ironía a costa de todos los que no se cansan de aburrir a los amigos con sus problemas que nunca deciden resolver, y "Sinfonía concluida", un relato completo (con personaje nombrado, lugares y final, a diferencia de "El dinosaurio") que se cuenta con completa coherencia en una sola oración que te lleva por tres páginas. Después a otros que son poco más que chistes negros ("El eclipse") u observaciones satíricas de personajes presumidos ("Primera dama", "El concierto"). Sobre el oficio literario, tenemos "Leopoldo (sus trabajos)" sobre el escritor que no escribe, y "Obras completas" sobre un profesor de literatura cuya erudición le sirve para ocultar su falta de ideas propias. Todo escritor de relatos breves puede aprender de Monterroso el uso de los silencios, para sugerir lo que no es necesario contar.



View all my reviews

09 octubre 2011

Tiranía imaginaria y juego literario

Muertes de perro / El fondo del vaso by Francisco Ayala

My rating: 3 of 5 stars


Sobre Muertes de perro: En un pequeñísimo país centroamericano, un tullido llamado Luis Pinedo, o "Pinedito", desde su silla de ruedas investiga para contar la historia del asesinato del dictador Antón Bocanegra, sus antecedentes y sus probables consecuencias nefastas. Pinedito/Ayala lanza anzuelos en las primeras páginas — nombres de personas, insinuaciones de adulterio y frenesí sexual, terribles traiciones, y hasta la castración de un senador. ¿Quiénes son todas esas personas, qué les motiva, y cómo puede haber pasado tantos horrores? querremos saber. Pero más que la historia misma, lo interesante de esta novela es la multiplicidad de voces. Pinedito se apoya en documentos que han caído en sus manos, cada uno con punto de vista particular y una retórica distinta — cartas privadas, partes diplomáticos, el diario íntimo de una muchacha y especialmente las confesiones muy literarias del joven secretario, confidente y últimamente asesino del presidente. También extrae información de conversaciones con algunas personas no dadas a escribir sus pensamientos. Y todo esto lo comenta y critica, hasta finalmente se descubre la parte que Luis Pinedo mismo jugó en esta complicada trama.

El libro es un complicado juego literario que poco nos puede decir sobre los despotismos reales que sufría América Latina en la época en que lo escribió Ayala (se editó en Buenos Aires en 1956). Los Somoza de Nicaragua, las sucesivas dictaduras en El Salvador, Trujillo en la República Dominicana, et cétera, eran terribles pero cada uno a su manera particular. El país imaginario de Muertes de perro padece un despotismo genérico, donde ni siquiera el dictador tiene una personalidad muy dibujada — sabemos que se emborracha y nombra y destituye gente a su antojo, y poco más.

(Esta edición también incluye una segunda novela, El fondo del vaso, publicado cuatro años más tarde, y que tiene lugar en el mismo país imaginario.)


View all my reviews

07 septiembre 2011

¡Castigados!


Arriba del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación vive una cuadrilla bravía que vigila la urbe y, de noche, toma vuelo para planear sobre ella, saltar y bailar como todo ser alado digno de su condición y orgulloso de su vitalidad. Eso sí — para que los bípedos terrícolas no nos asustemos notando su ausencia de su morada diurna, siempre dejan un simulacro, una especie de sombra tridimensional de los caballos,la potente mujer alada, las doncellas y guerreros que los acompañan.

Y así han hecho desde que a fines del s.XIX el escultor los indujo a posarse allí, arriba del ahora renombrado Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, de donde podrían, si quisieran, ver el follaje del Real Jardín Botánico y han podido observar la transformación del antiguo Hospital General en el nuevo (desde 1986) Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Pero la verdad es que pasan casi todo el día, todos los días, mirando en otro sentido, a los grandes y brutales grifos con inmensas alas y sonrisas malévolas que aguardan arriba de la Estación de Trenes Atocha y que no son amigos de ellos. La verdad es que dichos grifos son más traviesos que malos, pero a través de los decenios han gastado algunas bromas a expensas de los primeros. Porque los grifos también han aprendido el truco de dejar una mera sombra de sí mismos en su lugar, para salir a jugar. Y cuando se han encontrado en el aire de la noche con los del Ministerio de Agricultura, ha habido veces en que aposta asustaban a los caballos y los hacían perder momentáneamente el equilibrio, cosa que deja muy molesta a la educada dama alada que lidera el grupo.

Esas son historias que todos los que frecuentamos Madrid y los alrededores de Atocha sabemos, pero de ello poco hablamos para que los visitantes nos nos tomen por locos. En todas las grandes ciudades construidas por arquitectos y artesanos en los tiempos de magia, las esculturas juguetonas salen a hacer sus fechorías y sus bromas de noche. La particularidad de las figuras del Ministerio de Agricultura es que siempre se han portado de manera muy educada, digna y discreta, como corresponde a españoles y españolas del fin del siglo xix. Mientras los grifos pertenecen a otra mitología, otra magia más libre y vulgar.

Imagen captada por teléfono móvil 10-9-2011
¡Entonces imagínense nuestra sorpresa al ver que son los buenos, los del Ministerio de Agricultura y no los grifos traviesos, los que están castigados! Llegamos a Madrid ayer y los vimos, a la reina alada y su séquito, todos enjaulados, dentro de un enorme andamiaje arriba del Ministerio. Y, en cambio, los grifos siguen igual, con sus sonrisas malévolas, tan panchos. Investigando (tenemos nuestras fuentes), hemos descubierto el origen de semejante injusticia.

Empezó una de esas noches de turbulencia, con una de las muchas grandes asambleas de protesta (contra la visita del papa, contra los cortes del presupuesto para la educación, contra la reforma sin consulta de la constitución, contra lo que sea que indigna a los indignados). Fue una con encontronazos entre los enérgicos manifestantes y la aburrida y cansada policía de Madrid. Resulta que unos personeros del Gobierno de Esperanza o de Gallardón, o tal vez de ambos (tenemos nuestras fuentes pero no son del todo fidedignas) se asomaron y algunos seres no identificados pero voladores, bueno, OVNIs se podría decir, bajaron en picado para darles un enorme susto.

Nosotros estamos convencidos que fueron no los de Agricultura, sino los grifos de Atocha. Porque conocemos su historia. No es que simpatizan especialmente con las causas de los manifestantes, sino que les encanta gastar bromas y les gusta la gente que les parece traviesa como ellos. O sea, estarían del lado de los jóvenes manifestantes y no de la policía, sólo por ser rebeldes.

Pero de alguna manera dejaron impresa una huella que parecía ser de herradura en el pavimento de la Plaza del Sol, y así han despistado a las autoridades. Semejante OVNI, o en este caso bestia mítica voladora que dejara semejante huella, hizo culpar al grupo inocente. Y ahora los tienen enjaulados, los pobres. ¡Así es que fastidian los grifos de Atocha, y hacen sufrir a las almas de Dios que aguardan arriba del Ministerio! Otra injusticia más en la larga historia de injusticias españolas. 

Los grifos se ríen.

Para mejor imagen de las figuras en el Ministerio de Cultura, ve esta foto por Ángel Carro Gigosos.

28 agosto 2011

La líder indiscutible de los estudiantes chilenos

La jauría tiene quien la guíe: Página/12 :: las12, Sobre Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Gracias al amigo Daniel del Solar por señalar este artículo informativo y movilizador sobre una joven que muestra lo mejor de las nuevas generaciones. Y por su ejemplo, ayuda a reivindicar lo que solía ser una palabra de honor y orgullo, comunista.

26 agosto 2011

Historias del flamenco

Historia social del flamenco by Alfredo Grimaldos

My rating: 3 of 5 stars


El título engaña: el periodista Alfredo Grimaldos tiene poco que decir sobre los orígenes de esta música en el s. 19, ni de como adquirió el peculiar nombre de "flamenco", ya que no tiene nada que ver con Flandes. Lo que sí ofrece, y esto es interesantísimo para cualquiera interesado en esta música, no es una historia, coherente e integrada, sino muchísimas historias o anécdotas sobre los artistas de los últimos 30 años y su modo de ver su arte. En su larga carrera periodística, Grimaldos ha pasado incontables horas en los tablaos, en las casas de los músicos, y en cualquier lugar donde podía conversar con ellos. Antonio Mairena, Camarón de la Isla, Enrique Morente, la Tía Ana de la Piriñaca y muchísimos otros, gitanos y no gitanos, algunos comercialmente exitosos y otros indigentes. Así nos da una idea de la variedad del medio y de como esta música y su recepción han ido cambiando desde los días, no tan lejanos, cuando algún peón con talento para cantar o tocar era requerido por el señorito para actuar en sus fiestas, por ninguna recompensa más que un día libre de las labores del campo y la comida que allí se ofrecía. Algunos de estos cantaores, tocaores y bailaores se rebelaban, prefieriendo cantar sólo por sí mismos y sus amigos y familiares. Grimaldos cuenta como, en los últimos años del franquismo, se crearon algunos tablaos donde el artista sí podía cobrar por su trabajo, aun sí fuera poco. Y más tarde, los guiris descubrieron esta música y pagaban por los espectáculos, pero como un guiri difícilmente podía entender las letras de estas canciones — en su mayoría protestas o lamentos — se daba más atención y reconocimiento a la guitarra y, en menor grado, el baile, y estas artes sufrieron las modificaciones que los artistas creían convenientes para complacer a los nuevos patrones. Grimaldos, como muchos de los artistas que entrevistó, favorece el flamenco más clásico y primitivo, donde lo principal siempre ha sido el cante. Y también ve con muchísima simpatía los artistas que han tomado posiciones de izquierda, como José Mercé y otros, algunos comunistas, otros socialistas o anarquistas, en la oposición a Franco y posteriormente. El libro tiene muchos momentos de encanto, por la manera entrañable de estos artistas de ver sus vidas y de explicarse en sus diversos dialectos provincianos.

Pero para la verdadera historia social, de los origenes y evolución de lo que llegó a llamarse "flamenco", el lector tendrá que recurrir a José Manuel Caballero Bonald, a quien Grimaldos cita frecuentemente y que escribió el prólogo de este libro.

Reseña (con fotos) en El Mundo


View all my reviews

21 julio 2011

Contra la Salud Mental


Revisando unos archivos antiguos, encuentro esta carta que El Diario/La Prensa nunca se dignó publicar. No sé por qué no. (Fernando Moreno, a propósito, se prestó de buena gana para ser entrevistado para mi libro Hispanic Nation, donde ofreció comentarios muy valiosos.)

27 de abril de 1993

Sr. Fernando Moreno
Director
El Diario/La Prensa
143 Varick Street
New York, NY 10013

Estimado Sr. Moreno:
Acabo de enterarme a través de El Diario de que en Puerto Rico se ha creado una "Administración de Servicios Contra la Adicción y Salud Mental".
Celebro esta idea, que es realmente original. Hasta ahora, cuando los gobiernos se han interesado en lo que llaman salud mental, ha sido para promoverla, no para combatirla. Y mucho menos para considerarla, como es debido, emparentada a la adicción. La “salud mental” como la definen los gobiernos siempre ha significado el conformismo y la sumisión alegre de parte de los más humildes al poder de los más arrogantes. O sea, la “salud mental” oficial es una especie de locura. Espero con gran interés el seguimiento de esta historia en sus páginas, para ver de qué manera la nueva Administración Contra la Adicción y Salud Mental prosigue su campaña de eliminar, una vez por todas, tan peligrosa salud mental.

Atentamente,



Geoffrey Fox
 

18 julio 2011

México y sus fantasmas: Pedro Páramo

Pedro Paramo y El Llano en llamasPedro Páramo y El Llano en llamas por Juan Rulfo

Evaluación: 4 de 5 estrellas


Érase una vez, en un México rural donde no pasaba nada, un pueblo pequeño pero próspero con muchas milpas, ganado y propiedades de varias familias en más o menos iguales condiciones. Así por lo menos lo recordaba Dolores, que en su lecho de muerte hace prometer a su hijo a volver a ese pueblo, Comala, para reclamar de su padre Pedro Páramo todo lo que le debe. Pero ese pueblo próspero e igualitario ya no existe; lo que encuentra el hijo es un pueblo ruin y abandonado por los vivos, donde las voces de los muertos le cuentan historias de como Pedro Páramo, un monstruo agresivo y astuto, se apoderó de todo, arruinando todas las familias a su derredor, y luego, cuando viejo y destrozado por la pérdida de la única mujer (de las muchas que sedujo o violó) que realmente quería, dejó caer toda actividad productiva. Entre los muchos episodios que cuentan las voces y actúan los muertos está uno escalofriante pero gracioso donde llegan unos revolucionarios violentos y despistados, que luego sucumben a otros revolucionarios que siguen a otro caudillo, y así sucesivamente — unos sin jefe conocido, luego villistas, luego carrancistas. Los primeros llegan "encarabinados y terciados de carrilleras" con la intención de asaltar la propiedad de Pedro Páramo, pero éste los invita a cenar, y cuando ya han masticado tortilla tras tortilla y comido los frijoles, les pregunta, "Patrones… ¿en qué más puedo servirlos? … Hasta que uno de ellos contesta:

—Como usté ve, nos hemos levantado en armas.
—¿Y?
—Y pos eso es todo. ¿Le parece poco?
—¿Pero por qué lo han hecho?
—Pos porque otros lo han hecho también. ¿No lo sabe usté? Aguárdenos tantito a que nos lleguen instrucciones y entonces le averiguaremos la causa. Por lo pronto ya estamos aquí.

Es una obra bella pero un desafío al lector, porque la historia está contada en fragmentos que suceden en diferentes momentos y desde muy diferentes puntos de vista — pero vale la pena luchar por entenderla en su totalidad, y mantener la paciencia para esperar para ver de quién es cada voz (y si está viva o muerta la persona que habla) y en qué lugar y en qué tiempo ocurre, porque en su totalidad la novela es una historia triste y coherente, de la inocencia perdida, la muerte, y el final triste y destructivo de un gran macho alfa.

También valdrá la pena leer la nota en Wikipedia sobre Juan Rulfo.

View all my reviews

10 julio 2011

Facundo Cabral sí es de aquí

No hay mejor homenaje que volver a escuchar su voz.

YouTube - ‪Pobre de mi Patrón

No soy de aquí, no soy de allá‬‏

Fragmento del concierto de FACUNDO CABRAL en la población española Ibi (Alicante) el 30 de abril del 2006.

Y parece que ni siquiera había sido el objeto de los matones descerebrados que lo acribillaron ayer en Guatemala: Asesinato de Facundo Cabral: Guatemala confirmó que las balas no eran para el cantante
Y habla de "la bella Guatemala", que amaba tanto. Y después, canta de nuevo "No soy de aquí, no soy de allá".

04 julio 2011

Crimen y castigo (y magia) en la Rusia de hoy

Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina por Liudmila Petrushévskaia

My rating: 3 of 5 stars


Son 19 historias mágicas y misteriosas por una escritora muy premiada en Rusia. El relato que más me hizo reír era "El secreto de Marilena" que, entre otros personajes estrafalarios, incluye un brujo malevolísimo y frustradísimo en sus malas intenciones. Os recomiendo también "Venganza" (el relato que inspira el título de la colección) y "El milagro". Son frecuentes en estas páginas los adictos a vodka, los hijos abusivos para con sus padres, la angustia frente a las fuerzas del orden (militares o policías), y las viejas sufridas, pero la justicia siempre triunfa sobre el mal de una manera fabulosa y totalmente inesperada.

Vea también este análisis más detallado por Javier Fernández de Castro.


View all my reviews

01 julio 2011

Un consejo de Borges

Manuel Lasso nos deja este boníto recuerdo de un encuentro con Jorge Luis Borges: Las exploraciones estéticas de Manuel Lasso
lo que evoco con más nitidez es la respuesta que dio a una pregunta de los estudiantes:
"Borges, ¿qué consejos le podría dar a los jóvenes de hoy?"
Y él, con una voz muy frágil y apagada, casi como si le estuviese hablando al oído, respondió:
"El mismo consejo que me dio mi padre. No se apresuren por publicar... Recuerden que por la imprenta perecerán..."
Y no pierdas este cuento de Pushkin que a Lasso le hizo pensar en Borges: El disparo.

24 junio 2011

El narcoterror se hace literatura

El ruido de las cosas al caerEl ruido de las cosas al caer por Juan Gabriel Vásquez

Mi evaluación: 4 de 5 estrellas


El gran mérito de esta novela es que hace palpable el permanente miedo que produce la narcoviolencia, en este caso en Colombia, y como trastorna las vidas de tanta gente normal que no quiere y no ha escogido la violencia. También pretende mostrar lo absurdo y contraproducente que ha sido "la guerra contra las drogas" empujada y financiada por los EE.UU., y cuyos resultados han sido la violencia desenfrenada, la corrupción sin límites, y la destrucción de intentos de desarrollar el país y sus recursos humanos.

El narrador Antonio Yammara, nacido en 1970 en Bogotá, recuerda la peor época, la de magnicidios (ministro de justicia, el candidato presidencial Galán, y otros), cochebombas, explosiones de aviones de pasajeros etc., en los 1980, cuando el carismático e inteligente Pablo Escobar fue el narco más famoso, más rico y más peligroso del mundo (hasta su muerte por la policía en 1993), y también cuando niño llegó a ver el extraordinario zoológico "Villa Nápoles" que Escobar hizo construir para divertir a los niños. En 1995, cuando piensa que todo eso ha pasado y él desempeña como un jovencísimo profesor de derecho, conoce a Ricardo Laverde, 20 años mayor que él y recién salido de la prisión, y lo está acompañando en una calle de la ciudad cuando dos jovenes sicarios en una moto matan a Laverde y hieren gravemente al joven Yammara. Su búsqueda de la historia de Laverde y por qué lo mataron lo lleva a descubrir las ilusiones y decepciones de gente de esa generación, de cuando la marihuana cedió mercado a la cocaína y la "guerra contra las drogas" fue declarada por el presidente de los EE.UU. Richard Nixon.

Las descripciones de la labor y las frustraciones en la Colombia rural, de una joven norteamericana idealista, voluntaria del Cuerpo de Paz en 1969, suenan perfectamente auténticas a este servidor, que en esa misma época hacía un trabajo similar en el vecino Venezuela. Esta novela nos ayudará a entender no solamente una parte del sufrimiento de Colombia, sino también las enormes dificultades y contradicciones de la guerra contra las drogas en México, en Afganistán, o en cualquier parte.

View all my reviews

17 junio 2011

Nuevo mapa colaborativo de la corrupción en Brasil

La cineasta Raquel Diniz dice que se inspiró en las protestas del 15-M en España, que en turno se inspiraron en las de El Tahrir en El Cairo, que se inspiraron en las de Túnez, y aquellas (parcialmente) en las de Tehrán un año atrás. Parece imparable la ola global de protestas por una "democracia real ya".
Nuevo mapa colaborativo en línea registra corrupción en Brasil | Knight Center for Journalism in the Americas

Y a propósito, Alcalde brasileño es acusado de amenazar a periodista que lo vinculaba con actos de corrupción | Knight Center for Journalism in the Americas


16 junio 2011

La universidad indígena de Venezuela

Esto me parece una iniciativa maravillosa. Poner a gente tan aislada en contacto con el mundo exterior es también una manera de permitirla defenderse contra todos los que manejan recursos y tecnología más poderosa.

La universidad indígena de Venezuela - La Propia Foto | Últimas Noticias

01 junio 2011

Los indignados comprometidos

  Hoy leí una nota de Daniel Innerarity, La indignación no es suficiente, que se plantea como respuesta a Stéphan Hessel en su pequeño libro superventas ¡Indignaos! Claro que la indignación no es suficiente para cambiar el mundo, y ni siquiera para corregir injusticias. Patalear e injuriar y gritar contra lo que te molesta puede ser una gran manera de desahogarte para luego no hacer nada más. Y es cierto, como dice Innerarity, que hay muchos indignados racistas, o fascistas, o paranóicos, cuya indignación puede ser un terrible peligro.
Pero plantear su argumento como una refutación de Hessel sólo muestra que no ha leído ¡Indignaos! con suficiente atención. Lo que busca Hessel no es el pataleo sino el compromiso, con los valores humanitarios y solidarios que tanto animaban las consciencias y las acciones después de derrotar el fascismo en la Seguna Guerra Mundial. 
Citándose a sí mismo, dice que suele decir a los jovenes, "mi larga vida me ha dado una sucesión de razones para indignarme", pero entonces explica,

Estas razones han nacido menos de una emoción que de una voluntad de comprometerme.
Y cita a Sartre, que a él y otros jóvenes intelectuales en la posguerra
nos enseñó a decirnos a nosotros mismos: «Sois responsables en tanto que individuos». Era un mensaje libertario. La responsabilidad del hombre que no puede encomendarse ni a un poder ni a un dios.
Este breve ensayo y la vida de su autor, resumida por los editores en un epílogo, son inseparables — no se puede entender uno sin la otra. Nació en 1917, luchó en la Resistencia francesa contra Vichy y los nazis, participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, y sigue defendiendo sus valores con voz firme e ideas claras. Y como él sabe por su larga experiencia, para comprometerse y asumir nuestra responsabilidad humana, primero hay que reconocer las injusticias de este mundo como tales, y eso es indignarse.

30 mayo 2011

Un peón "de derechas" en la Guerra Civil

La mulaLa mula por Juan Eslava Galán

My rating: 3 of 5 stars


Algo un poco diferente sobre el tema ineludible en España, la Guerra Civil de 1936-39: Aquí la vemos desde los ojos y las experiencias de un humilde cabo acemilero en el ejercito Nacional (es decir, de los insurgentes de Franco). Dedicado "A mi padre, herrador y acemilero en la Guerra Civil", seguramente es un libro que Eslava se sintió obligado a escribir, para entender, primero, cómo un pobre peón de Jaén (zona republicana por excelencia) podría sentirse tan "de derechas" que se pasa del ejército republicano al nacional, y cómo podría entender los horrores, las injusticias y las muchas cosas absurdas que ve y vive en esos tres años. La mula que él tanto cuida y ama tiene poco que ver con la historia, salvo como pretexto de su ilusión por salir de esa guerra un poco mejor (con una buena mula) que cuando entró. Está contada con todo el humor que ya sabemos esperar de Juan Eslava Galán, y sin exagerar permite que los mismos oficiales nacionales y el mismísimo Generalísimo Francisco Franco se auto-satiriza.

Véase también nuestro comentario sobre En busca del unicornio, por Juán Eslava Galán.

View all my reviews

06 mayo 2011

La costa más brutal

Todo es silencioTodo es silencio by Manuel Rivas

My rating: 4 of 5 stars


Los personajes tienen una presencia casi palpable en este pequeño pueblo de la costa Atlántica de Galicia, donde la vida dura y pobre de los pescadores se enreda con los secretos — el silencio — de una mafia de contrabandistas de poca cultura pero mucha astucia y y una brutalidad sin contemplaciones. Los misterios de la vieja Escuela de Indianos, una ruina de un proyecto de los ex-emigrantes a América, enlazan una historia de antiguas aspiraciones de cultura con una actualidad brutal y embrutecedora, mientras el bar Ultramar, con su sala de cine, su "Suite" con ventanas al mar en la primera planta, y su trastienda para reuniones secretas, es el sitio preferido para traiciones y corrupciones. Las descripciones de paisaje, viento, y mar, y las emociones, gestos y diálogos de los personajes, hacen vivir este lugar inventado pero construido de un profundo conocimiento por parte de Manuel Rivas de los crímenes, las corrupciones y tragedias personales en esta duro pero bellísimo paisaje.



View all my reviews

08 abril 2011

El imperio de la amistad

El último encuentroEl último encuentro by Márai Sándor

My rating: 3 of 5 stars


El general ha aguardado 41 años para reencontrarse con el mejor y quizás único amigo de su infancia y juventud para satisfacer el orgullo ofendido por la traición de ese amigo y su mujer, y cuando finalmente el amigo vuelve y comparte una larga noche de cena y puros, el general lo consigue. Los dos amigos fueron militares del imperio austrohúngaro, el general de un familia rica y poderosa, el amigo mucho más pobre de Galitzia. En su larguísimo monólogo con el amigo el general habla del inquebrantable vínculo de la amistad masculina y el resentimiento que siempre siente el más débil de los amigos frente a la superioridad del otro; de la música como un lenguaje secreto que él no entiende (pero su amigo y su difunta mujer sí), y de la vejez y la pérdida de todo significado de las traiciones del pasado. Entre otras virtudes, el libro es un retrato de las pretensiones y hábitos de una sociedad desaparecida. (Otra selección del club de lectura de la biblioteca de Carboneras.)



View all my reviews

19 marzo 2011

Auschwitz: Para aprender del horror

Sobreviviendo en Auschwitz - Si esto es el Hombre / Survival In Auschwitz - If This Is a Man (Spanish Edition)Si Esto Es Un Hombre by Primo Levi

Mi puntaje: 5 de 5 estrellas


Este pequeño libre merece sobradamente su inmensa fama, como testimonio a la vez objetiva y apasionada de una de las más terribles experiencias del s. XX: el intento del régimen nazi de exterminar todos los judíos y de negar la humanidad de todos los demás que no eran de su supuesta raza superior. Levi, judío italiano de 24 años y recién doctorado en química cuando lo arrestaron y transportaron a Auschwitz, sí conservó su sentido de su propia humanidad, analizando como el científico que era las condiciones y los comportamientos de los presos-esclavos y sus guardianes en el campo de concentración que le tocó. Describe todo objetivamente, para tratar de comprender, pero sin perdonar, las monstruosidades que experimentó en propia carne y que vio y sintió en las vidas y muertes de los compañeros de prisión. El libro es fundamental para tratar de comprender lo que parece ser una extrema desviación de la conducta humana normal: crueldad sin odio, casi sin sentimiento de parte de los victimarios, actuada como rutina y ritual, y la corrupción hasta de los oprimidos, dispuestos a participar en la opresión de otros a cambio del menor privilegio. Al final, Levi concluye que no es comprensible, pero no creo que él realmente creía eso; era demasiado científico para aceptar que fuera un misterio sin posible solución. Los psicólogos han avanzado mucho en entender cómo se puede inducir a gente normal (y los guardas de la prisión lo eran, por lo menos al principio) a cometer atrocidades. Levi mismo da la clave: “…ofrézcase a algunos individuos en estado de esclavitud una posición privilegiada, … exigiéndoles a cambio la traición a la solidaridad natural con sus compañeros, y seguro que habrá quien acepte.” (pág. 99)

Los campos de concentración y exterminio llevaron ese procedimiento al límite. Este relato enfoca simultáneamente desde adentro, como testimonio de un superviviente, y desde afuera, con objetividad científica, lo que Primo Levi describe como "una gigantesca experiencia biológica y social", el Lager:
Enciérrense tras la alambrada de púas a millares de individuos diferentes en edades, estado, origen, lengua, cultura y costumbres, y sean sometidos aquí a un régimen de vida constante, controlable, idéntico para todos y por debajo de todas las necesidades: es cuanto más riguroso habría podido organizar un estudioso para establecer qué es esencial y qué es accesorio en el comportamiento del animal-hombre frente a la lucha por la vida. (pág. 95)
Así  nos deja ver hasta dónde podemos llegar si abandonamos los dos supremos signos de nuestra humanidad, la racionalidad cerebral y la solidaridad afectiva. Le doy las gracias al club de lectura de la biblioteca de Carboneras por instarme a leer este importantísimo testimonio.


View all my reviews

25 febrero 2011

Policiaca sociológica: los mundos de Barcelona

Crónica sentimental en rojo (Inspector Méndez, #3)Crónica sentimental en rojo por Francisco González Ledesma

My rating: 4 of 5 stars


Un esbozo sociológico de Barcelona, en una trama complicada donde se interesecan vidas de diversos mundos sociales que normalmente no se tocan. La historia que los une es un complot truculento ideado por unos ricachos para preservar su patrimonio a toda costa, un complot absurdamente complicado e inverosímil elaborado a través de escenas urbanas simples y convincentes. Hay personajes más o menos olvidables, como Olvido, la juez que después de su primera presentación ostentosa casi se desaparece de la historia. Otros que están solamente para mostrarnos otra faceta de la vida urbana, aunque aportan poco a la historia, como los periodistas que pasan el tiempo gastando bromas, o el abogado más o menos honrado que ha perdido toda fe en la ley, o el médico experto en curar que se encuentra tan cansado y aburrido de su rutina que contempla matar, el ex-campeón de boxeo que de repente descubre otra vida de arte, libros y lujo, y otros, cada uno representativo de algún tipo social urbano. El personaje central, sin embargo, es una figura fantasiosa, un bofia que difícilmente podría corresponder a ningún policía de verdad, tan peculiar en sus hábitos, tan desaliñado que repugna a todos que lo encuentran, y tan viejo que apenas puede correr, pero sin embargo tan astuto como Sherlock Holmes: el inspector Méndez. Es éste que resume la actitud del autor en toda la novela cuando dice,
Yo creo en cuatro cosas malolientes y angélicas: una ciudad, unas calles, una cierta cultura urbana, una cierta lógica de la noche. (pág. 224)

View all my reviews

15 febrero 2011

La modistilla atrevida

El tiempo entre costurasEl tiempo entre costuras by María Dueñas

My rating: 3 of 5 stars


La historia de la modistilla atrevida que se convierte en espía es el frágil maniquí en que María Dueñas cuelga escenas y personajes de Madrid, antes y después de la guerra civil, de la pacífica Tetuán alejada de esa guerra, y de Lisboa como terreno contestado por alemanes e ingleses durante la segunda guerra mundial. Las aventuras de la guapa pero inculta joven Sira Quiroga, transformada en la elegantísima y coqueta Arish Agoriuq para recabar inteligencia para MI6 a través de las esposas de los militares y políticos alemanes, son cada vez menos verosímil, y el final es tan imposible que provoca risa, pero mientras tanto, el lector se divierte con personajes estrafalarios como Candelaria la matutera en Tetuán y Sira/Arish ella misma, una espía de mil trucos improvisados.



View all my reviews

27 enero 2011

Entrevista en Campomar sobre "A Gift for the Sultan"

Celebro esta entrevista realizada por la periodista Inma Caparrós para el periódico de Carboneras Campomar, donde captó perfectamente lo que yo quería transmitir sobre mi nueva novela. Es otro ejemplo de la labor inteligente y responsable que está realizando esta profesional. Léala aquí:

Geoffrey Fox presenta su último libro "A gift for the Sultan"

Seguidores

Archivo del blog